Beneficios de exfoliar la piel en invierno e hidratarla

 |  malvanature

¿Limpias, hidratas y proteges tu piel… y sin embargo, sigue viéndose seca y apagada? Cuando llega el invierno y las bajas temperaturas nuestra piel se resiente y necesita una rutina hidratante más intensa

Además, si no incluyes la exfoliación dentro de tu rutina de cuidado, estás dejando de lado un paso muy importante para la salud de tu piel.

¿Cómo afecta el frío a nuestra piel?

El invierno es época de cuidar bien la piel para mantenerla perfectamente hidratada y combatir los efectos del frío en ella.

La explicación científica es que los cambios bruscos de temperatura y el aire frío hacen que los vasos sanguíneos se contraigan, por lo que la circulación de la sangre se ralentiza o se bloquea y la regeneración celular de nuestra piel es más lenta.

Por eso le cuesta más mantenerse hidratada y se vuelve sensible y vulnerable.

¿Qué puedes hacer para ponerle remedio?

1.     Hidratación, hidratación e hidratación.

Es la principal arma contra el frío y la base para evitar que la piel se reseque. Te recomendamos el uso de productos no invasivos y que mantengan su PH óptimo y constante; productos naturales como los aceites esenciales.

2. Exfoliar la piel, sólo lo imprescindible.

Una exfoliación excesiva puede irritar nuestra piel. Por eso es recomendable exfoliar la piel una sola vez por semana en invierno, sobre todo si tu piel es sensible o seca.

Pero…¿qué es la exfoliación y por qué es importante?

Nuestra piel está renovándose constantemente. Cada 28 días, células nuevas reemplazan las muertas y lo hacen de manera natural.

Sin embargo, el cuerpo no tiene la capacidad de eliminar todas las células muertas.

La exfoliación te ayudará a que tus productos hidratantes penetren mejor y a que tu piel se vea luminosa y radiante en cualquier ocasión.

Beneficios de exfoliar tu piel

Es esencial complementar la limpieza, hidratación y protección con una exfoliación por varios motivos:

  • Rostro limpio, poros limpios. Al eliminar las células muertas, la exfoliación previene la aparición de los temidos puntos negros.
  • Suaviza la textura de tu piel. Los exfoliantes suavizan la textura de tu piel, haciendo que se vea más uniforme. Ideal para quienes tienen una textura rugosa, manchas, hiperpigmentación o cicatrices.
  • Previene el acné. Al quitar el exceso de impurezas, previene el acné y los granos resultado de los poros obstruidos.
  • Ayuda a que cremas y sérums penetren fácilmente. Una piel exfoliada absorbe mejor el producto que le apliques.
  • Activa la circulación y el sistema linfático oxigenando la epidermis.

Para un mejor resultado, elige una exfoliante hecho a base de ingredientes naturales. Tu piel los asimilará de manera mucho más fácil y los resultados serán ¡aún más profundos!

Finalmente, conoce más acerca de los tratamientos y experiencias faciales que disponemos en el centro Malvanature.

Escríbenos y agenda una cita.

© Malvanature. Todos los derechos reservados.
Hecho con por Jimenez Carbó